Con avances y agenda con muchas actividades ha comenzado el año académico 2016 en CHC: ECOEs de medicina, kinesiterapia, obstetricia; inicio de cursos de BLS y preparación de infraestructura para recibir el Centro de Habilidades Quirúrgicas.

Tras un fin de año 2015 exigente pero satisfactorio, por el cumplimiento de las múltiples actividades programadas (por ej.: algo más de 300 actividades de pregrado y de 7000 asistencias de estudiantes) y el desarrollo de la 1era versión del Diploma y las 3eras Jornadas Internacionales de Simulación Clínica, hay buenas perspectivas para seguir avanzando: se suma al equipo como Asesora de Gestión, Srta Betzabeth Chamblas y, prontamente, un(a) nuevo(a) Técnico Logístico. Las mejoras en infraestructura relacionadas con crecimiento y reparaciones en el Campo Occidente y el traslado del Centro de Habilidades Quirúrgicas, también serán un aporte en desarrollar más y mejores actividades de aprendizaje y evaluación de habilidades clínicas. Se está trabajando ya en el Diploma y las Jornadas 2016, con importantes novedades acordes al desarrollo y avances en los temas fundamentales relacionados con docencia clínica y simulación.

Esta nueva versión de página web, con el apoyo del equipo de Informática médica y telemedicina de nuestra Facultad, y en especialmente de Sr. Mauricio Cerda, PhD Prof. Asistente del ICBM, se suma a las novedades para este año. Se espera mejorar la visibilidad del CHC con el medio, tanto nuestra comunidad estudiantil y académica, como el creciente entorno interesado en el desarrollo de la docencia clínica y el uso de la simulación.

El aumento de la disponibilidad de horas de Pacientes Simulados es, en este contexto, un avance necesario y bien recibido, dado el crecimiento sostenido y valoración de su trabajo. Así lo ha entendido la Dirección Académica de nuestra Facultad, apoyando su implementación.

El 2016 se presenta con desafíos y trabajo que crece en cantidad y calidad. Se agradece lo hecho en estos cuatro años de presencia del Centro de Habilidades Clínicas, desde autoridades a académicos y estudiantes, destacando en forma especial el aporte de los Pacientes Simulados, quienes dan vida a los escenarios clínicos y se han habilitado en el desarrollo de la retroalimentación y participando en la evaluación de nuestras actividades.